Dejó escrito Samuel Barclay Beckett que la vida no es más que un breve caos entre dos silencios infinitos. Si esto es cierto – y me temo que en gran parte lo es – algo deberíamos hacer para poder resistir y ganar a este caos. Quizá recurrir a vivir la belleza pueda ser un recurso recomendable. Contra el caos, belleza. Suena bien. Belleza en las actitudes, belleza en los sentimientos, belleza en lo que ofrecemos, en lo que creamos para compartir. En lo que creamos para compartir, repito: algunos lo hacen, tocados por el don magistral de la creación artística. Un trazo de Kandisnky, la verticalidad de Giacometti, los colores de Klee, los volúmenes de Chillida, los atrevimientos de Picasso, las abstracciones de Moore, la simplicidad de Miró. Múltiples expresiones, muy diferentes, de la belleza. Y ahora, aquí, delante de nosotros, la pureza lineal, formal, muy limpia de las sugerentes esculturas de Damián Ramis, llenas de expresividad vital, sensual. La gran belleza de la simplicidad estética, tan difícil de plasmar e inalcanzable para casi todos, pero no para Damián Ramis. Déjese arrebatar por esta aparente sencillez, tan cautivadora. Vea, mire, contemple esta belleza entresacada de la representación venturosa del cuerpo de la mujer, este tesoro dicen que surgido de una costilla del padre Adán. Y si le dejan, que le dejarán, acaricie las obras, sienta su palpitar, muy cercano al que a uno le llega cuando roza con respeto los mármoles de Canova.

Quien esto escribe, que ha trabajado toda su vida en recomponer y tratar de curar el cuerpo de la mujer, se rinde ante el despliegue de sensibilidad que irradia esta exposición que aquí se presenta y comenta, y desde su irredenta ignorancia, no puede más que dar las gracias a Damián Ramis y, de paso, le pide a Samuel Beckett, que esté donde esté, contemple esta muestra de piezas inolvidables y comprenda que, al fin, alguien ha intentado ordenar su caos honrando a la mujer con esta propuesta estética. Contra el caos, Samuel, esta belleza surgida del talento de Damián.

Javier Cortés

Doctor en Medicina